BIG ART THEORY

Blog llevado por seis, esperémoslo, futuros arquitectos en el que se publicaran opiniones personales y diversas sobre actividades artisísticas de todo tipo, incluyendo series de televisión.


1 comentario

Contradicción


Hace ya un tiempo, en uno de mis regresos a casa, y tras una tarde de sorpresas con mis amigas decidimos salir a pasear por el pueblo para comprobar los posibles cambios durante mi ausencia. Tras pasar la calle donde está situado el colegio al que iba de pequeña, mis amigas y yo nos dispusimos a cruzar la calle, y al mirar el semáforo nos encontramos con esta imagen.

102_3009

Parece que el semáforo se había puesto en contra de todo el mundo y no permitía el paso a nadie, quizás harto de que muchos lo ignoren a su paso. Me pareció una imagen curiosa y por ello quería compartirla en este blog.

 

 


1 comentario

CAMPAÑAS DE RAY-BAN

En su campaña “NEVER HIDE” de 2009 Ray-Ban empleó el Pop Art de Andy Warhol, mientras que en campañas posteriores se emplearon fotografías realizadas por Thomas Rusch, llenas de colorido y originalidad, lo que hace que esta marca de gafas resulte más atractiva al público. Aunque también hay campañas de otros publicista y fotógrafos.

Algunas de estas fotografías son las que a continuación os mostraré.

 

0000008

DrillSpread

ray-ban-cannon-small-90765

ray-ban-never-hide

ray-ban-never-hide-campana

ray-ban-sunglasses-rare-prints-4-small-82593

ray-ban-rare-prints

preview_600_808

RarePrints2_dkele

aesthetic_apparatus

ray-ban-rare-prints-5

ray-ban-girl-small-49450

ray-ban-eyewear-guy-small-96776 (1)

Aunque las que más me gustan son las fotografías más realistas como lo son las que mostraré a continuación.

Como ya hicieran Adidas o Seat, Ray-Ban también se ha fijado en esta fiesta tan internacional

ray-ban-never-hide (1)

De todas las fotografías que Ray-Ban ha empleado en sus campañas publicitarias esta es una de las que más me gustan.

rb_kiss_1024x768


1 comentario

COLORES DE BULLAS Y NUEVA YORK

Hace unos meses una amiga me invitó a su pueblo para pasar sus fiestas patronales. Un día nos enteramos de que había una exposición, así que decimos ir a verla. Lo que más me llamó la atención fue la calidad de los cuadros y que estuviesen pintados por gente del mismo pueblo. Lo cierto es que estaban bastante bien.

 

S

 

Este cuadro es el que más me gustó por el uso del color, pues  otorga una gran importancia a la torre ante el resto de los edificios.

Al verlo me recordó a unos lienzos de Nueva York, donde también contrastaba el color amarillo que se les otorgaba a los edificios y los taxis ante el color gris del fondo, constituido por el cielo, la calzada, el mar y diferentes edificios de menor importancia que los resaltados.

cuadro-lienzo-impresion-new-york-color-80x601495

Aunque también podemos ver que resalten los edificios con otros colores tales como el cián, el verde, el azul, el rojo o el naranja, entre otros.

cuadro-5-lienzos-new-york

 


1 comentario

ARTE EN GODELLA

A finales del pasado mes de Octubre fui al Centro Social de Godella para ver una exposición de cuadros donde se podían ver diferentes zonas del pueblo que me resultaban muy familiares. La realización de los mismos corría a cargo de vecinos de Godella.

Éstos son algunos de los más me gustaron ya que emplean una pincelada muy suelta y muy esquemática, con un cromatismo muy variado pero haciendo un uso de las luces, las sombras y los reflejos que hacían que la pintura resultara más realista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


1 comentario

Confidente

El otro día en clase estuvimos viendo el mobiliario del Rococó y revisando unas fotos encontré esta de un confidente, un sofá ancho y profundo, en el que cabían dos personas, propio del siglo XIX. Este asiento se encuentra en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, en Valencia.

SONY DSC

  • En el Rococó, copiaban las formas de los empapelados de las paredes y con eso creaban los respaldos de las sillas y sofás, lo cual esto proporcionaba una mayor comodidad a esos muebles de la época.
  • Los asientos tenían tapicerías uniformes, mayor elegancia y asimetría en el mueble.
  • Los motivos ornamentales más utilizados en la elaboración de los muebles eran alegres y aireosos de origen araberesco y grotescos.
  • Eran obras de ebanistería y se utilizaban líneas curvas en el mobiliario, con monturas a base de guirnalda.
  • Otros motivos ornamentales fueron flores, ramas, hojas…entre otros.

Este confidente, estaba colocado junto a la pared, como nos explicaron en clase. En él se ve como la madera está decorada con curvas y dibujos en dorado. El asiento es de color verde claro que combinaba con los tonos verdes de la habitación.


1 comentario

Helmut Federle

Ayer por la tarde, como es costumbre de mi amiga Cristina y yo, antes de unas vacaciones o un puente, nos dedicamos una tarde a nosotras: paseamos, visitamos algún museo o simplemente nos tomamos algo rico. Ayer por la tarde fuimos al IVAM con la esperanza de que siguiera una exposición de un artista nórdico que pintaba paisajes en lienzos enormes y que me recordó mucho a los cuadros de William Turner. La última vez que fuimos la vimos corriendo porque no echaron del museo, (estaban cerrando ya). Desgraciadamente no estaba ya, así que nos fuimos a la Sala Bancaja a ver que exponían allí.

Un señor de seguridad, nos dijo que aunque estuviera todavía la de Andy Warhol, había otra menos conocida que él adoraba y que no nos arrepentiríamos de visitarla.  Aunque por muy simpático que me pareció este señor a la pregunta de si podía fotografiar los cuadros, me dijo que no y después de esa pregunta no me perdió de vista ni un segundo, así que no pude tomar ni una foto clandestina.

El artista era Helmut Federle, un pintor suizo nacido en 1944 que basa sus cuadros en la geometría  y del que se dice que es un heredero de Mark Rothko, Barnet Newman o Agnes Martin. No diré nada más de la vida y obra del pintor, porque creo que no podré decir nada nuevo de lo que ya hay en Internet.

Como valoración personal, no salí particularmente emocionada o sorprendida. Había unos cuantos aspectos que me llamaron la atención. El primero era el tamaño de algunos cuadros, eran verdaderamente enormes y cuanto más enormes más sencillos aún. Estos son algunos:

Imagen

Imagen

Imagen

Además, casi la mitad de los cuadros se componían de únicamente dos colores: negro y verde. Pero además un verde muy particular.  Un verde que me gustó mucho, ya que era un verde bastante particular.

ImagenImagen

Del resto de su obra, había algunos dibujos que, puede que me equivoque, pero los haría después de coger fama, porque para mi entender no tenían ningún valor, parecías más bien bocetos. Eran figuras geométricas hechas a lápiz sobre papel. No creo que se puedan considerar una obra de arte.

ImagenImagenImagen

Pero aparte de su obra, estaba expuesta parte de su colección personal, es decir, muchísimos artículos totalmente diferentes, de distintas culturas o épocas históricas. Escultura prehistórica, escultura de las civilizaciones americanas antes del 1492, kimonos de seda natural de más de 200 años, dibujos de otros artistas, sus propios cuadernos del colegio, una camisa de un soldado de la guerra de Vietnam, colchas del siglo XIX, etc. La verdad es que esa parte de la colección era muy interesante.

ImagenImagenImagen

Otro aspecto a destacar era que no tenía ningún óleo, todo era a lápiz o acrílico, incluso tenía unos cuadros hechos con ceras, como éste:

Imagen

En conclusión, la exposición era interesante, pero no me pareció que la obra estuviera muy pensada o que tuviera un trasfondo rompedor. Pero para gustos, los colores.

Nos vemos.


1 comentario

Increíble pero cierto.

Como ya he comentado en la entrada anterior, la semana pasada fui a mi pueblo. Y la mañana del sábado aprovechamos mi madre y yo para tomar café con una amiga de mis padres, que prácticamente es como si fuera de mi familia. Hablando de todo un poco, (café entre mujeres, observad el peligro de puede conllevar eso) nos comentó que su marido y su hija habían estado construyendo el belén de su casa, pero a lo grande. Así que nos fuimos a verlo. Cuando entramos al salón mi vista no se dirigió al belén (increíble por cierto, fue un error no fotografiarlo también), sino a un cuadro decorativo que se encontraba encima. Me gustó muchísimo el cuadro y le pregunté que donde lo había comprado. Ella todo lo orgullosa que puede estar una madre, me comentó que lo había hecho su hija. Yo sabía que su hija pintaba y muy bien, pero hacía tiempo que no iba a su casa y lo que me sorprendió es lo que había avanzado. Y lo más sorprendente no son los cuadros en sí, es que Marina (la autora de los cuadros), tiene en este momento ¡10 años!. La niña va a clases de pintura, aunque según me dijo su madre quiere apuntarse en otro sitio porque Marina dice que ya no aprende nada, que la profesora ya no le enseña y que es demasiado tradicional, (recordad, 10 años). Os expongo ahora los cuadros que ella tenía en su casa:

Imagen

Este primer cuadro lo hizo cuando tenía 6 años y yo ya lo conocía, y en su momento me sorprendió como una niña tan pequeña pudiera tener esa imaginación y decantarse por un estilo tan abstracto, (yo “dibujaba” monigotes con rayas como piernas y brazos a su edad).

Imagen

Con este cuadro tenía 7 años, y ya se nota como va avanzando, porque aunque el estilo es el mismo, los colores son más delicados.

Imagen

Con este cuadro tenía 8 años, y es un cuadro mucho más amable y decorativo ya que lo hizo expresamente para decorar su casa.

Imagen

Cuando vi éste, no pude evitar sonreír, porque yo a esta niña la quiero muchísimo (ya he comentado que son como mi familia). Lo pintó para decorar su habitación y en los colores tanto como el tema elegido para representar se puede apreciar que todavía es una niña. Me hizo sentir muchísima ternura.

Imagen

Los dos siguientes los hizo con 9 años. El primero fue una petición de su hermano, (Ismael, que tiene 14 años, un poquito mayor que ella) para decorar su habitación. Son cinco lienzos que puestos de determinada forma, completan el cuadro.

Imagen

El siguiente eligió ella el tema ya que le apetecía utilizar la técnica con la que está hecha el lienzo (éste es el cuadro situado encima del belén). Su madre me comentó que al principio no creía mucho que el cuadro lo hubiera hecho su hija sola, pero la profesora le comentó que efectivamente, lo había hecho ella sola y que estaba realmente sorprendida por el uso del color que le había dado y por la composición.

Bueno, espero que os haya impactado tanto como yo, porque si Marina hace estos cuadros con menos de 10 años, ¿Qué hará cuando tenga más?.

Nos vemos.